CONSEJOS PARA MANTENER UNA BOCA SANA

SIGUE UNA DIETA SALUDABLE

La dieta no solo es importante para la salud general, sino también para la salud oral. Debemos seguir una dieta variada, equilibrada y con pocos azúcares. Es muy importante no comer entre horas y no abusar de los ácidos (limón, vinagre), de los dulces, ni de las bebidas con gas.

CEPÍLLATE LOS DIENTES DESPUÉS DE CADA COMIDA

Coloca el cepillo sobre los dientes y efectúa varios barridos, tanto en la cara exterior como en la interior de cada diente. Cepilla también las superficies de masticación. Mantén el cepillo limpio y en buen estado y cámbialo a menudo. Es muy aconsejable utilizar pasta dentífrica con flúor.

UTILIZA LA SEDA DENTAL Y LOS CEPILLOS INTERPROXIMALES 

Después de cada cepillado se deben usar la seda dental y los cepillos interproximales para limpiar las zonas interdentales.

Se sujeta un fragmento de hilo de seda dental de unos 30 centímetros, tensándolo de modo que se pueda introducir en los espacios interdentales. Haciendo movimientos de dentro hacia fuera podremos limpiar esas zonas.

Los cepillos interproximales deben elegirse del tamaño adecuado a cada espacio interdental. Se introduce el cepillo entre los dientes de tal manera que sean los filamentos los que estén en contacto con los dientes y no el alambre, y se realizan movimientos de dentro hacia afuera, evitando la rotación.

EVITA FUMAR

El tabaco incide negativamente en la salud oral, afectando a dientes, encías y tejidos blandos. Aumenta la posibilidad de que aparezca halitosis (mal aliento), sensibilidad, enfermedades periodontales (piorrea) y cáncer oral.

VISITA AL DENTISTA REGULARMENTE

En general es conveniente visitar al dentista cada seis meses. En casos particulares tu dentista te indicará la frecuencia adecuada.

 

 

ANA CAPA GARCÍA - Médico Estomatólogo - Colegiado 39000192